Nació en Rosario en 1858. Hija de Inés Nicolorich y de Camilo Aldao, jefe del partido liberal que tuvo destacada actuación en su provincia, como político y colonizador. Pasó sus primeros años en Buenos Aires. De regreso en su ciudad natal tuvo oportunidad de tratar a personalidades descollantes. En 1912 fue a Europa por primera vez y recogió observaciones que habría de volcar en sus obras, especialmente de los años de la gran guerra. Se había casado con un pariente, Manuel Díaz, y ambos procuraron introducir en Rosario los adelantos europeos.

Después de enviudar continuó su vida de escritora y de mujer inquieta, autora de varios libros que reflejan un espíritu culto y enérgico. Son ellos: Mientras ruge el huracán, Horas de guerra y horas de paz; Veraneos marplatenses 1887-1923, Paris 1914-1919; Reminiscencias sobre Aristóbulo del Valle; Repercusiones sobre el libro Reminiscencias sobre Aristóbulo del Valle, Recuerdos de antaño y Recuerdos dispersos. Falleció en Mar del Plata en 1950.