ANTONIO BALLVÉ

Sin imagen establecida

Antonio Ballvé (1867-1909) es, sin dudas, uno de los mayores exponentes del pensamiento penitenciario argentino de comienzos del siglo XX. Su larga carrera comenzó en 1885 cuando ingresó a la Policía de la Capital Federal en el puesto de escribiente. Su interés por la escritura se manifestó rápidamente dado que, tres años después, fue designado secretario de la comisión redactora de la Revista de la Policía de la Capital Federal, que se editó a iniciativa del teniente coronel Arturo Capdevilla. En 1898 publicó el Manual de Instrucción Policial para sargentos, cabos y vigilantes, en 1899 Juegos de azar y otros prohibidos y Texto de Instrucción Policial para empleados y en 1900 Falsificación de moneda. En pocos años se convirtió en una figura insoslayable del mundo policial de fines del siglo XIX y comienzos del XX. A partir de 1904, comenzó su faceta de “penitenciarista escritor” con la publicación de sus dos primeros informes anuales como director de la Penitenciaría Nacional en 1905 y 1906, a la vez que continuaba colaborando con la Revista de Policía. Su vocación por la escritura se combinó con el interés por reformar las disposiciones reglamentarias y la estadística.